Prensa Cerrito

Prensacerrito.com Te brinda toda la información siempre actualizada del Club Sportivo Cerrito.

1 nov. 2007

Tabarez no te olvides de el


Ya no es noticia, pero Alberto "Betito" y la "Acoistamanía" tiene locos a todos los hinchas del Náutico. Cuando estuvo días atrás en nuestro país , nos quedaron muchas cosas por contar

Betito" es una persona humilde y agradecida, que supo levantarse a las 3 de la mañana para ir a bajar cajones en el mercado y también jugar en la vieja divisional "C" con pocas chances de arrimar un peso a su casa.

Hoy, cuando disfruta de una popularidad increíble en Brasil y acaba de firmar un nuevo y buen contrato, recuerda sus momentos de penuria al llegar a Recife.

"Decidí que, por mi familia y los sueños que tenemos juntos, debía jugármela y me fui a Brasil. Al principio la pasé muy mal. Por temas reglamentarios y entre mi representante, Peñarol y Náutico se demoró mi contratación, a tal punto que se me pasó varias veces volver a Uruguay. Fue en esos momentos cuando hablé con el contador (José Pedro) Damiani y él me dijo que tuviera paciencia y que tenía todo su apoyo para seguir con las tratativas y que en el peor de los casos podía regresar a Peñarol cuando quisiera. Por eso es que mi presente se lo debo al contador y también a Gregorio (Pérez). Al momento de decidir viajar a Brasil yo había agarrado la titularidad en el equipo y era complicado pedirle a Gregorio el permiso para llegar a negociar con el Náutico. Recuerdo que me dijo que hiciera lo mejor para mi carrera y el bienestar de mi familia. Fue otro de los que se preocupó por mí cuando no llegaba la solución para quedarme en Brasil. Puedo resumir en ellos dos y en el apoyo familiar el hecho de haber tenido fuerzas en el peor de los momentos, lo que me llevó a disfrutar de éste presente". Es plausible su decisión. Alberto Acosta cuenta con 30 años y es padre de 3 niñas, por lo que tuvo más que sobrados motivos para aferrarse a la posibilidad de quedarse en el norteño país.

por la familia

"Siempre que quise hacer algo para mejorar fue pensando en mis hijas y en poder darles un futuro mejor. Varias veces pensé dejar el fútbol cuando estaba en Platense y no se presentaban otras oportunidades. Luego, ya en Cerrito, me di cuenta de que algo podía pasar y me lo puse como meta. La llegada a Peñarol fue un gran paso, pero para poder tranquilizarse económicamente cualquier futbolista necesita salir del país. Por ello fue que emprendí viaje".

Claro que antes de arribar a Náutico, existió el vuelo a Grecia.

"De aquello no me quiero ni acordar. No fue una experiencia grata, pero por suerte pasó al olvido".

con molestia

La que no olvida dicha experiencia es Isabel, su madre, que se manifestó muy molesta por lo sucedido con su hijo cuando fue al país griego. "Él no quiere que yo hable, pero quedé muy mal con lo que le hicieron a mi hijo en Europa. Él insistió que todo fue un malentendido y por eso es que respetó su pensar, pero a mí nadie me saca la bronca que me agarré. Gracias a Dios todo ha cambiado. Él no se merecía pasar por lo que pasó".

"Acoista" como mencionan los brasileños su apellido, es un ídolo. Parece no tener techo en Brasil y la gente de Náutico ya le dijo que si fuera por ellos jugaría en el club hasta los 40 años. "Le bajamos cinco años la edad en el documento y será siempre una figura", le manifestaron ante su asombro.

Lo llamó Luxemburgo

El nombre de Acosta es más que conocido en Brasil. Cuando llevaba apenas cuatro partidos, Corinthians lo quiso llevar pero le respondió que no. "Recién me había afincado en Náutico y no quería moverme nuevamente", dijo el "Betito". Su nombre "explotó" gracias a sus buenas performances y los entrenadores se interesaron por saber quién era ese uruguayo que la estaba "rompiendo" en el humilde Náutico. "Me llamó el "profesor" (Wanderley) Luxemburgo directamente. Me dijo que quería tenerme trabajando con él, pero que esperara porque no sabía si se quedaba en el Santos. Me dijo que adonde fuera iba a pedirme para sumarme a su plantel. Nunca me imaginé que alguien tan importante como Luxemburgo me iba a llamar. También Dunga, el técnico de la selección estuvo averiguando para verme y saber de mi situación".

Papá “Beto” fue para aprender

Juan Alberto Acosta, papá del "Betito", se encuentra desde el pasado día lunes en Recife trabajando en las instalaciones del Náutico, fue invitado por el club para realizar una especie de "aprendizaje" con el cuerpo técnico del equipo "Thimbu".

"Beto" Acosta estará hasta fines de diciembre con el equipo norteño y se siente entusiasmado por la actuación de su hijo, quien es figura excluyente. Basado en el presente del "Betito" manifestó que la camiseta 25 del Náutico "puede superar a Josiel del Paraná y convertirse en el máximo goleador del torneo al finalizar el mismo".

El ahora entrenador de 50 años de edad manifestó una "gran alegría por el presente de él en un fútbol tan difícil como el brasileño".

Dijo creer que "será citado para los próximos compromisos de Uruguay ante Chile y Brasil por la Eliminatoria Sudamericana" y recordó que para la pasada justa continental, previa a Alemania 2006, "fue citado pero solamente actuó en un amistoso en el año 2003".

Alberto "Betito" Acosta no quiso hablar sobre las declaraciones de su padre, pero aclaró que la presencia cercana de la familia "redundará en un buen desempeño dentro del campo de juego. En pocos días seguramente también estará llegando a Pernambuco mi mamá".





No hay comentarios:

Publicar un comentario